NOTAS

QUILMES Y SUS CLUBES

CRÓNICAS DE ACÁ: Un reconto de los primeros clubes de la zona de Quilmes.
La película argentina “Luna de Avellaneda” lo muestra magistralmente: hubo una época en que los clubes de barrio brotaban como hongos gracias al empeño y esfuerzo de gente de trabajo que daba parte de su tiempo y capital para levantar segundos hogares, donde los vecinos pudieran juntarse con la excusa de practicar un deporte. Muchos de ellos siguen en pie y a todos, de alguna u otra forma, les debemos páginas enteras de la mejor historia del deporte argentino.

08/06/2012 - Revista El Vocerito

Deportes en el recuerdo, Quilmes y sus clubes.

Una publicidad de British Airways, con irónico humor inglés, hace un listado de las características más sobresalientes de aquel país y entre ellas dice que “los británicos han reglamentado todos los deportes y aún así, el mundo les gana”.

Es verdad: caminadores del globo desde siempre, llevaron a su país de origen cuanto juego deportivo conocieron en otras partes del planeta; ahí, los reglamen­taron; los difundieron a donde quiera que fueron; y los enseñaron tan bien, que el mundo les gana.

Así fue como Quilmes, y de la mano de sus inmigrantes ingleses, conoció de primera deportes como el cricket, el polo, el rugby, el hockey, el tenis y, obviamente, el football. Este último conquistó particularmente estas tierras y a tal punto, que aunque hay discre­pancias respecto de su fecha de fundación, la que algunos datan en 1887 y otros 1897, todos coinciden en que el Quilmes Atlético Club, el QAC o los Cerveceros, es la institución de más prolongada afiliación a la Asociación de Fútbol Argentino.

Argentino de Quilmes, o mejor dicho el Club Atlético Argen­tino de Quilmes, nació en 1899 como respuesta local a ese otro club de estirpe tan inglesa, que dominaba la escena futbolística y al que le contrapusieron además de un grupo de apasionados que le hacían partido, la castellanización de las reglas y la abolición de una vieja costumbre británica: terminar los cotejos con un te con masas, al que los del Atlético suplantaron por mate con bizcochitos de grasa, dando así nacimiento a su apodo más conocido: “los mates”.

A estas dos instituciones, y durantes los primeros 20 años del siglo XX, se le sumaron otras tantas hoy emblemáticas como desde 1914 la Asociación de Tiro y Gimnasia; en 1921 el Club Náutico Quil­mes; o el Pejerrey Club Quilmes.

En el libro “Recuerdos del viejo Bernal” de Felipe Firpo, el autor transcribe una cita del periodista Pedro Malgor que en la Revista La Pluma del año 1926 escribió: “nuestro pueblo, Bernal, por la cantidad de clubes y campos deportivos, es el pueblo más deportivo de la República”. Como dice el propio Firpo, Bernal llegó a tener en un momento 8 clubes de fútbol, a saber: Club Honor y Patria; Igualdad; Competidor; Independiente; Sportivo Bernal; Defen­sores de Bernal; Atlético Bernal; y Estudiantes de Bernal. Este último fue el primero todos y se fundó en el año 1907. En 1912 se afilió a la AFA, en 1925 su equipo de reserva salió campeón; y su cancha de tenis fue la primera pública en todo Bernal.

Su eterno rival fue Honor y Patria, club fundado apenas un año después de Estudiantes, cuyos colores eran los mismos del club San Lorenzo de Ciudad de Buenos Aires y, como dice Firpo en su libro: “siempre se dijo que Bernal era una sucursal del barrio de La Boca y los apellidos de la comisión directiva del club así lo comprueban”.

Pero no sólo de fútbol vive el hombre y desde siempre, Bernal tuvo otros clubes que fueron fundados para la práctica de otros deportes, como es el caso del Club Atlético Bernal que vió la luz en 1942 gracias a que, como cuenta Leandro Pardo en el escrito “Los primeros 20 años del club”: “los integrantes del equipo de básquet­bol del Centro de Ex-alumnos de Don Bosco de Bernal, de lucida actuación en la Federación Argentina de Basket-Ball, no encontra­ban el lugar adecuado para la práctica de dicho deporte. El básquet fue el motivo para la formación del club y el núcleo de deportistas tuvieron su bautismo triunfal obteniendo el primer campeonato de dicho deporte que se jugaba en el municipio de Quilmes, en forma invicta”. Gracias a este club, Bernal vivió el boom del básquet con una victoriosa rama femenina que hizo historia ganando 12 tor­neos. Y con los años, Atlético Bernal inauguró canchas de volley, tenis, paddle, un gran gimnasio y la pileta de natación, la que fue cavada por sus propios socios y “los recursos para los materiales y la mano de obra especializada se obtuvieron mediante un préstamo hipotecario: dos humildes vecinos hipotecaron sus viviendas para ellos y con esos enormes sacrificios, la pileta se contruyó durante el año 1963 y se inauguró en 1964”.

En 1923 se inauguró el Club Ciclista de Bernal, que dio varios campeones argentinos. En 1924, nació el Club Gimnasia con su cancha de pelota paleta, además de fútbol, tenis y bochas. Y la primera cancha de golf de todo el Partido de Quilmes estuvo en Bernal.

Y otros clubes que arrancaron la pasión por el deporte en estos pa­gos allá por los inicios del siglo XX fueron: el Club Social de 1901; el club Quilmes de 1927; el Círculo Argentino de Quilmes, de 1918; el Club Nacional de Football de 1920; el Club Santa Fe; el Club Hípico; el Club Cultural Bernal; o el Club Social y deportivo Compañía General Fabril Financiera de Bernal.

 

¿Pensas en volver al club? 

http://elvocerito.com/ad-category/deporte-entretenimiento/clubes-canchas/